Email Marketing desde 0 [III] | Creación

A la hora de comenzar a diseñar tu campaña de email marketing, olvídate de ser el centro del universo. El yoismo tienes que dejarlo a un lado. Hablar sin parar de tí, no suele aportar ningún valor al que recibe tus mensajes. Debes involucrarlo ofreciéndole soluciones reales a sus problemas. No a los tuyos.

Si ya has leído los anteriores posts, Email Marketing desde 0 | Introducción e Email Marketing desde | Suscriptores, sin duda, ya estás preparado para pasar al siguiente y último nivel. El diseño de tu campaña.

Si no lo has hecho todavía, te invito a que lo hagas para que puedas seguir el orden adecuado y no te sientas perdido en ningún momento.

¡Vamos allá!

Una vez que ya sabes de qué va todo esto del email marketing y cómo conseguir hacerte con una lista de suscriptores, sólo te queda poner la carne en el asador diseñando tu propia campaña.

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de diseñar mi campaña de email marketing?

  1. Calidad del contenido. Todo lo que vayas a enviar tienes que estar seguro que va a aporta algún valor al que lo recibe. Entiende que lo que te interesa no es que una o varias personas lean en un momento determinado tus mensajes. Lo que te interesa es que quieran volver a leerlos.
  2. Redacción. Utiliza un lenguaje cercano y directo. Evita “la poesía”, tienes que ir al grano. Piensa que no te van a dedicar todo el día.
  3. Estilo de imágenes, tipografías y colores de tu marca. Cuida estos detalles siempre que tu marca aparezca en cualquier lugar. Esto ayudará a tu público a saber cómo es la personalidad de tu marca.
  4. Llamadas a la Acción. Siempre visibles. No las escondas. Para las llamadas a la acción utiliza colores que destaquen y un lenguaje claro.

Cuando realices cualquier acción de marketing es muy importante que seas coherente con tu marca. Intenta ser fiel a tu propio estilo. Con esto no sólo me refiero a que utilices tus colores, tipografías o estilo de imágenes habituales, sino que me refiero a algo más importante, “El Tono”.

Es la forma de hablarles. Lo que te diferencia de tus competidores.

¿Qué herramienta utilizo para el envío de mis campañas?

No utilices outlook, gmail, hotmail,… para el envío de tus campañas de email marketing. Utiliza una herramienta adecuada para este tipo de tareas. Te ahorrarán tiempo y te facilitarán muchísimo el trabajo. Este tipo de herramientas te ofrecen múltiples ventajas: plantillas para tus campañas, análisis de resultados, creación de listas, pruebas A/B, autorespondedores, etc.

Mi recomendación, si estás empezando, es que utilices una que te ofrezca un servicio gratuito. Evidentemente, existen algunas opciones que no podrás utilizar en las versiones gratuitas, pero podrás sobrevivir sin ellas.

Herramientas de email marketing más conocidas:

Mailchimp, Benchmark, Mailrelay, Doopler.

Escojas el proveedor que escojas, sea uno de los anteriores u otro, algo imprescindible en lo que te tienes que fijar es que sean “responsive”. Esto significa que funcionen correctamente en dispositivos móviles.

Sabiendo que más del 50% de los envíos se abren en estos dispositivos, es razón más que suficiente para prestarle la antención que merece. Si una persona recibe uno de tus envíos y no lo puede ver bien, seguro que se dará de baja.

Lo primero que tendrás que hacer, una vez que ya te has decidido, es acceder a su página web y abrirte una cuenta. Te solicitarán los típicos datos.

Lo siguiente entrar en tu panel de control. Desde aquí podrás crear tus propias listas, escoger el tipo de campaña, crear campañas y enviar campañas.

Creación de listas

Lo que estás haciendo al crear una lista es almacenar las direcciones de email de las personas a las que posteriormente enviarás tus campañas.

Estos datos proceden de los formularios de registro que has colocado en tu página web, blog, landing page o redes sociales. Si aún no los tienes estas herramientas también te ofrecen esta posibilidad.

En caso de que ya dispongas de una lista de suscriptores, lo único que tendrás que hacer es importarla.

Como ya he comentado en el post anterior, es importante que segmentes a tu publico. Esto quiere decir que lo separes en diferentes listas en función de sus intereses. Aumentará el porcentaje de éxito de tu campaña, asegurando que cada persona reciba solamente los contenidos que le interesan.

Tipo de campaña

A la hora de crear tu campaña te ofrecen varias opciones:

  • Campaña normal. Envío convencional de tu campaña. Se puede utilizar una plantilla diseñada o la tuya propia.
  • Texto plano: En este tipo de campañas no se utiliza ningún tipo de diseño. Es texto y punto.
  • Pruebas A/B: Este tipo de campañas es muy útil. Por ejemplo: Tienes 2 titulares y no estás seguro cuál funcionará mejor. Las pruebas A/B lo que hacen es enviar solamente a un 10% de tu lista un titular y a otro 10% de la lista el otro titular. El titular que más éxito tenga será el seleccionado para ser enviado al 80% restante de tu lista. De esta forma, aseguras un mayor número de aperturas.
  • RSS: Envíos de campañas de forma automática.

Creación de tu campaña

Una vez has escogido el tipo de campaña que vas a realizar, el siguiente paso es crearla.

Para empezar te recomiendo que escojas una plantilla y la adaptes a tu marca. Con el tiempo, cuando tengas un poco más de soltura, sería conveniente que te crees la tuya.

Campos en los que debes prestar especial atención:

  1. Asunto del mensaje: Escribe un titular atractivo, seductor. Tiene que incitarles a abrir el mensaje.
  2. Remitente: Utiliza tu nombre y apellido. Es bueno que sepan que no están hablando con una máquina. Detrás hay una persona dando la cara con nombre y apellidos. Esto genera confianza.
  3. Correo de respuesta: Jamás utilices el famosísimo “No reply”. Esto espanta al personal. La gente necesita saber que si algo no le gusta lo puedan decir. Y a tu marca le interesa saberlo.

Que tus mensajes sean abiertos o no, dependerá en gran medida de lo que lean en estos campos.

La redacción

  • Una vez que comiences a escribir, ten claro que el titular es la mitad del contenido. Si no consigues seducirle, lo más probable es que cierre el mensaje y lo tire a la basura.
  • Incluye siempre subtitulares en los que aclares lo que cuenta el titular.
  • No escribas párrafos infumables. Para ayudarte a evitar esto, usa negritas para resaltar ciertas frases. Apoya el contenido con imágenes que ilustren lo que cuentas. Amplía el contenido con enlaces a sitios de interés. Utiliza llamadas a la acción para hacerle reaccionar.
  • ¿Qué beneficios ofrece tu marca? Céntrate en ellos. Que le quede claro desde el principio qué puedes aportar.
  • Evita ser un “enreda bailes” y vete al grano. No intentes liarlo para terminar vendiéndole la moto.
  • Cumple lo que prometes. No ofrezcas nada que no puedas cumplir. No generes falsas expectativas.
  • A diferencia de las campañas en otros medios, éstas deben tener un tono cercano. No hables a la gente desde un pedestal, recuerda que estás enviando un mensaje a una persona.
  • Deja a un lado lo de ser corporativo e intenta ser ameno.
  • Evita los monólogos. Incluye alguna pregunta. Esto te ayudará a involucrarle.

Revisión

Antes de realizar tus envíos, dedica siempre unos minutos a revisarlo todo minuciosamente. Faltas de ortografía, frases incomprensibles, enlaces que no funcionan o imágenes pixeladas.

Elimina todo lo que no aporte valor. No pongas nada por poner o porque te parezca bonito. En el diseño de cualquier pieza publicitaria todo tiene un por qué.

Una vez que lo has revisado y crees que todo está en su sitio, envíate un correo de prueba. De esta forma, podrás ver en tu correo el envío exactamente igual que lo recibirán los demás. Y si entra en tu bandeja de entrada o se va a la carpeta de SPAM.

Enviar campaña

Otro factor a tener en cuenta es el día y la hora del envío de tus campañas.

Sobre este tema hay mucho escrito, pero como en casi todo en el marketing, no existe una fórmula exacta. Evidentemente, no es lo mismo enviarlas un lunes a las 10 am, que un domingo a las 11 pm.

En gran medida, dependerá del tipo de público al que te dirijas y el contenido de tu mensaje.

Normalmente los días entre semana (martes, miércoles y jueves) suelen tener mayor número de aperturas. A excepción de las ofertas de fin de semana. Para estos casos, el viernes funciona muy bien.

Desde mi punto de vista, considero que las mejores horas para realizar mis envíos son:

  • A primera hora de la mañana. Es muy habitual que la gente antes de comenzar a trabajar dedique un rato a revisar su correo electrónico.
  • Última hora de la tarde. Parece ser que el número de ventas en internet aumenta considerablemente a última hora de la tarde o primera de la noche. Cuando la gente vuelve a casa del trabajo.

Pero lo más recomendable es que vayas haciendo pruebas hasta que encuentres qué días y horarios te funcionan mejor. Fíjate bien en qué es lo que hace tu competencia.

Métricas y análisis de resultados

Cuando uno se esfuerza en conseguir algo, es muy importante pararse a analizar si ha servido para algo.

¿He conseguido lo que me proponía? ¿Qué va bien? ¿Qué va mal? ¿En qué puedo mejorar? ¿En qué me he equivocado?

Analiza varios datos:

  • Número de veces que han abierto tus correos
  • Número de personas que los han abierto
  • Número de personas que se han dado de baja
  • Número de nuevos suscriptores
  • Número de clics
  • Tasa de conversiones

Hasta que no analizas los resultados, no puedes tomar decisiones. Sin duda, es tan importante, como la fase de creación. Sólo así sabrás la efectividad que ha tenido tu campaña.

Hemos llegado al final de esta serie de 3 posts sobre el Email Marketing, espero que te hayan servido de ayuda. Si tienes cualquier duda pregúntamela en los comentarios.

Y tú qué crees. ¿Has comenzado a crear tu campaña de email marketing? ¿Cuáles han sido tus resultados? ¿Qué error no volverías a cometer? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Únete a la conversación


Descárgate gratis Uno1 La mejor plantilla

para tus presentaciones en PowerPoint.

¡No te vayas

con las manos

vacías!

¡Genial!