Email Marketing desde 0 [I] | Introducción

Todos hemos sido testigos, en mayor o menor medida, de como muchos gurús del marketing y otros sectores predecían la muerte del email debido a la llegada de las redes sociales.

Pero nada más lejos de la realidad. El email no es que esté muerto, sino que está más vivo que nunca.

Son varias las razones por las que no va a desaparecer:

  • Es una herramienta muy efectiva para acercarnos a nuestros clientes.
  • El ciclo de vida del email supera con creces al de cualquier red social.
  • Pese al mal uso que se le ha dado, seguimos siendo muy receptivos a la hora de recibir correos electrónicos.
  • Cada vez nos gustan más las newsletters. Esto se debe a que las campañas y estrategias han mejorado mucho.
  • El correo electrónico tiene un cierto punto adictivo. Y además, funciona como un estímulo positivo. Todos abrimos el correo esperando encontrar algo bueno.
  • Prácticamente el 100% de los profesionales comprueba su email, como mínimo, una vez al día.

Lo que si ha muerto es el mal uso que muchos inconscientes han hecho de esta potente herramienta en estos últimos años, añadiendo bases de datos a sus listas de suscriptores y machacándolos a envíos sin sentido.

Conseguir una o dos ventas nunca compensará el enfado de 100 potenciales clientes.

El Email Marketing bien usado es algo fabuloso y puede reportarte muchos beneficios. Pero mal utilizado, provocará que mucha gente odie a tu marca.

Pero antes de nada, tienes que tener claro que no por saber enviar o recibir emails, estás preparado para realizar una campaña de email marketing. Antes de comenzar, tienes que prepararte y entender cuál es su función y funcionamiento.

¿Qué es esto del Email Marketing?

El envío de emails por parte de una marca es lo que se suele llamar “Email Marketing”.

El Email Marketing es una forma de comunicación comercial a través del correo electrónico, dirigido a usuarios específicos y con el fin de adquirir nuevos clientes, mejorar las relaciones y fomentar la fidelidad hacia sus productos.

¿Qué tiene de beneficioso para mi marca?

Siempre y cuando lo utilices con cabeza y sigas ciertas pautas, las campañas de email marketing ofrecerán multitud de beneficios a tu marca.

  • Probablemente el beneficio que más le interesa a la mayoría, es el que tiene que ver con el dinero. Las campañas de email marketing tienen unos costes muy bajos y en los comienzos, cuando tus envíos no superan los miles de suscriptores, son gratuitas.
  • A diferencia de la gran mayoría de medios de comunicación, el email es una vía de comunicación directa con las personas que están interesadas en tu marca.
  • Es una de las pocas herramientas que te permiten segmentar a tu público. ¿Qué significa esto? Pues muy fácil, puedes separar y agrupar a tu público en función de sus intereses. De esta forma, podrás enviar a cada uno ellos solamente lo que le interesa.
  • La segmentación te ayudará a conseguir clientes fieles, lo que se suele llamar “fidelización”. Ya que como reciben lo que les gusta, estarán atentos a los nuevos envíos que realices con información de novedades de tu marca.
  • Puedes medir los resultados con exactitud y de forma inmediata. ¿A quién no le interesa saber si todo el esfuerzo ha servido o no para algo?

¿Qué errores no debo cometer?

  • No utilices el correo convencional (mail, outlook, gmail, hotmail,…) para realizar tus campañas. Existen herramientas especialmente diseñadas para llevar a cabo estas funciones. Como por ejemplo Mailchimp, Benchmark, Mailrelay, Doppler y otras muchas.
  • Si no estás convencido de lo que envías, no lo envíes. El contenido siempre debe aportar valor a tus suscriptores. Esta información tiene que ser de utilidad para que quieran volver a recibir tus correos.
  • Nunca compres listas de correo. Debes ser paciente e ir construyendo tu lista de suscriptores poco a poco. Es preferible tener 100 personas interesadas y receptivas a tus mensajes, que 1000 que odien a tu marca.
  • Jamás realices SPAM. Todas y cada una de las personas que reciban tus envíos deben haber dado previamente su consentimiento para recibir tus contenidos. Este es, sin duda, el mayor error que puedes cometer. Y si lo haces, tu marca está condenada al fracaso ya que tus suscriptores no te lo perdonarán. Lo primero que harán es darse de baja y lo segundo hablar mal de tu marca.
  • Y esto nos lleva al siguiente punto. Si alguien no está a gusto y quiere irse, debes dejar que se vaya. De nada te sirve tener personas en tu lista, que no quieren recibir tus envíos. Tienes que tener un enlace muy claro y de fácil funcionamiento, para poder darte de baja. No lo escondas, ni se lo compliques diciéndoles que el que quiera darse de baja te envíe un email. NO. Tiene que ser fácil, automático e instantáneo. Es muy fácil de entender, piensa en lo que te sucede a tí, cuando recibes correos que no deseas. No hagas lo mismo que esos sinvergüenzas.
  • Intenta ser cercano. Olvídate de todo lo que has visto y leído anteriormente de grandes marcas. Lo de hablar desde un pedestal no funciona. Incluso las grandes marcas tienen un grave problema con esto y se están dando cuenta. No es lo mismo un mensaje emitido desde un canal como la televisión, que un email. La televisión es un canal unidireccional y el correo es bidireccional. Esto significa que el que recibe tu mensaje también puede decir algo.
  • No utilices en el campo asunto el famosísimo “NO REPLY”. Esto es igual que castrar a tus suscriptores. Si alguien quiere responder y decirte algo es fantástico. A qué marca no le interesa escuchar las opiniones de sus clientes. Sean buenas o malas. Ya que esta información es valiosísima. La podrás utilizar posteriormente para realizar correcciones o para potenciar ciertos valores de tu marca.
  • Utiliza tu nombre y apellido. O por lo menos, tu nombre en el campo remitente. No uses correos corporativos. Para ganarte su confianza primero tienen que saber que no están hablando con una máquina. Si no lo haces, te pueden pasar dos cosas: que no abran el mensaje (lo más normal) o que los filtros de los propios correos te envíen directamente a la carpeta de SPAM. ¿Y quién abre los correos de esta carpeta? Nadie.
  • Debes tener muy claro, cómo son tus clientes ideales. ¿Quienes son? ¿Qué les gusta? ¿Qué intereses tienen? ¿Por dónde se mueven? Si no sabes esto, tienes un problema, ya que lo que envíes no sabrás si les interesa o no.

Como puedes observar, realizar una campaña de Email Marketing no es una tarea que puedas realizar sin saber previamente algunas cosas. Pero no te preocupes, es como todo en la vida. Práctica. Y por suerte, antes que nosotros ya lo han puesto en práctica otros muchos. Y eso nos beneficia ya que podemos aprender de sus aciertos y errores.

En este post he querido explicarte de qué va todo esto del Email Marketing porque sé que cuanto antes lo pongas en práctica, antes conseguirás beneficios.

Recuerda esta frase: “El dinero está en la lista”

En el próximo post me meteré más de lleno en el tema y veremos qué pasos debemos seguir para conseguir una lista sólida de suscriptores y qué estrategias podemos seguir para crear una buena campaña.

Ahora te toca a tí. ¿Estás pensando en crear una campaña de email marketing? ¿Has creado alguna? ¿Cuáles fueron tus resultados? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!


Únete a la conversación


Descárgate gratis Uno1 La mejor plantilla

para tus presentaciones en PowerPoint.

¡No te vayas

con las manos

vacías!

¡Genial!